“El corte de digestión” entre el mito y la realidad

“El corte de digestión” entre el mito y la realidad
5 agosto, 2015 FarmaciaCuenca136

“Mamá, ¿me puedo bañar ya? ¿Cuánto tiempo más tengo que esperar?”

Estos meses de verano, en cada piscina, río o playa estas preguntas se repiten una y otra vez. En realidad, el corte de digestión se trata de un cambio de temperatura y aunque generalmente se relaciona con la comida no tiene nada que ver esta.

Aprovechando la llegada del verano y con él las buenas y calurosas temperaturas, desde Farmacia Cuenca 136 te explicamos las características del corte de digestión y cómo evitarlo, para que disfrutes de unas vacaciones sin sobresaltos.

¿Qué es el corte de digestión?

El corte de digestión no existe como tal, su verdadero nombre es síncope de hidrocución y puede producirse independientemente del proceso digestivo.

El presidente de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), el doctor Enrique Domínguez Muñoz, define lo que es el corte de digestión.

Ese cambio térmico brusco produce una reacción cardiovascular con una disminución de la frecuencia cardiaca que puede hacer que la persona que la padece sienta náuseas, a veces vómitos, se maree e incluso pierda el conocimiento“. Esto, científicamente, se llama síncope de hidrocución.

¿Cuáles pueden ser los síntomas de un “corte de digestión”?

  • Vómitos
  • Nauseas
  • Mareos

¿Cómo se previene?

  • Evitar la exposición prolongada al sol.
  • No hacer ejercicio físico intenso antes del baño.
  • No meterse en el agua inmediatamente después de las comidas, especialmente si han sido copiosas ó se han ingerido bebidas alcohólicas.
  • Entrar poco a poco en contacto con el agua e ir mojando el cuerpo progresivamente y sobre todo la cabeza antes de zambullirse por completo.

Modo de actuación ante un corte de digestión

Siempre que no exista peligro para nosotros debemos sacar al afectado fuera del agua. Si los síntomas son leves y la persona puede salir del agua por si mismo, y presenta nauseas y vómitos, lo mejor es que el afectado mantenga reposo digestivo durante unas horas. Si por el contrario, el afectado presenta síntomas más exagerados, y persisten los mareos o no es posible controlar los vómitos es aconsejable acudir a un centro sanitario.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*