Vigorexía: la adicción al culto del cuerpo

Vigorexía: la adicción al culto del cuerpo
8 julio, 2015 FarmaciaCuenca136
culto del cuerpo

El corte de pelo, la ropa que llevamos puesta, el cuidado de la piel… cada vez son cuestiones que preocupan más a la sociedad, cualquier mejora en el cuerpo es válida para dar una buena imagen o al menos intentarlo. Todos nos esforzamos por mantener un aspecto físico que nos agrade a nosotros y también a los demás.

Con la llegada del verano parece que estos síntomas de preocupación por nuestro aspecto se hacen más presentes. A estos y otros cuidados se le suma el hecho de cultivar los músculos, más que cuidarlos, desarrollarlos en el gimnasio, pero en algunas ocasiones ésta preocupación por cuidarse pasa a convertirse en una obsesión, una adicción al culto del cuerpo

Botes de hidratos, proteínas … sustancias legales que ayudan a mejorar tu cuerpo a un alto precio que convierte este en uno de los negocios con más alza. Por otro lado, y fuera de la legalidad, los esteroides son casi tan comunes como el consumo de proteínas o hidratos administrados por vía oral o por vía intravenosa. Estos son capaces de desarrollar los músculos mucho más rápido y sin esfuerzo pero a veces se olvida la parte negativa de consumir este tipo de productos, y es que, retienen líquidos en el tejido, producen alteraciones hormonales y efectos que repercuten en el funcionamiento normal del hígado. A pesar de ser productos de riesgo para la salud cada vez es más gente la que los asume para mejorar su aspectos físicos.

Todos sabemos o conocemos a alguien de nuestro entorno del que se ha apoderado esa obsesión por el cuerpo y su cuidado llegando incluso a ponerlo por encima de su trabajo o sus estudios. “Lo necesito. Es como una adicción” 

Estos casos puede llegar a convertirse en vigorexia, una obsesión por estar musculado y voluminoso. Las personas que padecen este trastorno, tienen una imagen distorsionada de su cuerpo y se ven a sí mismos demasiado delgados y faltos de musculatura. Esta obsesión lleva a dos tipos de comportamientos entre quienes la padecen:

  • Practican ejercicio obsesivamente, llegando a entrenar más de tres horas diarias.
  • Siguen una dieta muy estricta, llega de proteínas y carbohidratos, añadido a suplementos y sustancias con esteroides anabólicos para incrementar el crecimiento de la masa muscular.

Vemos como los trastornos alimenticios, son cada vez más frecuentes y se están convirtiendo en una de las mayores preocupaciones de médicos, dietistas y padres. La vigorexia aún no está reconocida como enfermedad, a pesar de ello, en España hay más de 300.000 personas que la padecen, en su mayoría hombres de entre 18 y 35 años.

Desde Farmacia Cuenca 136 te recomendamos que si tienes la intención de seguir una dieta con el fin de mejorar tu condición física acudas a un profesional.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*