¿Cuáles son las mejores posturas para leer?

¿Cuáles son las mejores posturas para leer?
18 mayo, 2015 FarmaciaCuenca136
las mejores posturas para leer

Adoptar las mejores posturas para leer te ayudarán a convertir la lectura en una actividad tan agradable y relajante como sana para tu cuerpo y tu mente. Leer es una actividad que relacionamos con el tiempo libre y el descanso y, por eso,  no debemos permitir que los malos hábitos posturales nos “fastidien” con dolores innecesarios.

Las mejoras posturas para leer son diferentes según cada lector y cada libro. Hay quien prefiere hacerlo al aire libre y quien lo prefiere en la soledad de su habitación. Según Proust, las grandes novelas se leen en tiempos de enfermedad en la cama, y así es como el escritor uruguayo Juan Carlos Onetti pasó los últimos meses de su vida, cultivando acostado el placer de la lectura. En todo caso, lo mejor es leer en el lugar donde te sientas más cómodo. Eso sí intentando, mantener una postura correcta.

las mejores posturas para leer

Si te gusta leer en la cama:

Pasar horas leyendo tumbado, aunque parezca evasor para la mente, puede no serlo para nuestro cuerpo. Leer con una mala postura en la cama puede producir molestias en el cuello, los hombros y los brazos. Por eso si la cama es tu lugar favorito para la lectura es conveniente que sigas algunos consejos. Lee siempre boca arriba, nunca de costado, y coloca una almohada grande en tu espalda, un cojín sobre tus piernas que sirva de apoyo y otro bajo tus rodillas para relajar la musculatura de la espalda. No eleves los brazos por encima de la cabeza y mantén una fuente de luz constante para no forzar la vista.

Si prefieres leer en el sillón:

Para disfrutar de una larga lectura en el sofá lo mejor es mantener una postura relajada, intentando mantener alineadas cabeza, espalda y lumbares. Es importante que el respaldo del sofá llegue a la altura de tu cuello y que los pies reposen en el suelo. Puedes colocar una almohada sobre tus rodillas, a modo de cómodo atril, para elevar tu libro o tablet y para apoyar tus antebrazos. Es conveniente que el soporte de lectura esté relativamente lejos para que el cuello no mantenga una flexión excesiva. Así podrás pasar horas leyendo y tu cuerpo estará relajado.

Si te decantas por leer en el escritorio y en la mesa de trabajo:

Tanto para leer como para estudiar en un escritorio lo más importante es que conserves en todo momento la libertad de movimiento para que te sientas más relajado. El escritorio y la silla han de adaptarse a tu constitución. La altura de la silla debe permitir que tus pies se apoyen en el suelo con las caderas y piernas formando un ángulo recto, y el respaldo levemente inclinado hacia atrás facilitando la posición de reposo. La mesa debe situarse a la altura del estómago y tu cabeza no debe inclinarse demasiado, para lo que recomendamos utilizar un atril.

En cualquiera de estos lugares, recuerda que “desvelar” al final del libro es importante pero no lo suficiente como para estar horas sin cambiar de postura. Por eso, si el periodo de lectura es muy largo, levántate, da paseos y estira los brazos y el cuello al menos una vez cada media hora o cuarenta minutos.

Buena lectura.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*